Este Blog está abandonado
nuestra nueva casa es:
rompiendomuros.piesnegros.org

Nuestro blog en Piesnegros

lunes, 28 de febrero de 2011

Libia: modelo para armar (o desarmar)

Donde convergen los enemigos y se dividen los amigos

Los acelerados acontecimientos de estas últimas 72 horas nos han obligado a escribir una ampliación del artículo Libia: donde se cruzan todas las hipótesis. Y es que en efecto, una serie de acontecimientos unidos a una mayor información sobre la situación en Libia y junto a una serie de fuentes expertas en la cuestión, nos obligan a intentar unir piezas en este complicado rompecabezas libio.

Tras estos últimos 3 días podemos inferir que la tesis de Fidel Castro del 22 de Febrero en cuanto a la posibilidad, siempre nefasta para los intereses del pueblo libio y de la región, de que intervenga militarmente la OTAN… es cada vez más fuerte. Independientemente de si la actual insurgencia popular tiene el derecho legítimo a derrocar al régimen tiránico que gobierna desde hace 42 años y que a esta altura nadie debería poner en duda, a pesar del silencio de Fidel y de Chávez a este respecto.

Mapa actual de Libia
Desinformación

Lo cierto es que, como denunciaba este frente “socialista” latinoamericano compuesto por Fidel Castro y por Hugo Chávez (dejando de lado el lamentable posicionamiento pro Gadafi explícito de Ortega) en cuanto a la posible desinformación (o manipulación) de las informaciones de diferentes medios de prensa occidentales, uno no puede hacer más que estar atento ante esta posibilidad e intentar contrastar las noticias. Muchos sabemos que hoy la prensa hace periodismo consultándose a ella misma como fuente primaria y de manera acrítica, y que estos tiempos vertiginosos unido a las noticias en tanto mercancías hacen posible este escenario de una más que posible desinformación.

Sucedió hace unos días básicamente con el caso muy sonado de los bombardeos a la región de la Cirenaica (región oriental de Libia) que aparentemente produjo las denunciadas masacres pero que curiosamente nadie se ha dignado a filmar ni esos bombardeos ni las secuelas de los mismos (más allá de un vídeo que circuló con unas imágenes de algún edificio en llamas y muy poco claras) cuando curiosamente en la red podemos encontrar filmaciones de todo y cualquier cosa. A esto le seguiría una guerra de cifras de muertos que irían desde los reconocidos 300 por parte del oficialismo a los denunciados ¡10.000! por parte de un miembro libio de la Corte Penal Internacional. (Misma Corte que ahora bajo el mandato del fiscal argentino Luis Moreno Ocampo quiere enjuiciar a Gadafi por crímenes de guerra y lesa humanidad, mientras las innumerables denuncias muy documentadas sobre el accionar del Estado de Israel en la guerra del Líbano en 2006, la Operación Plomo Fundido a Gaza en 2008-2009 y el ataque a la Flotilla de la Libertad en 2010, junto al accionar de EEUU en la guerra de Irak en 2003, parecen seguir juntando polvo en su escritorio).

Esta persona se llama Sayed al Shanuka y también dijo que además de los 10.000 muertos habría 50.000 heridos. Esta noticia recorrió el mundo y lo dijo a través de Al Arabiya, una cadena que según algunos periodistas parece tener un visión en cierta sintonía con Washington y en competencia con Al Jazzera.

¡Pero la Corte Penal Internacional dijo que esta persona no forma parte del CPI, lo que confirma la clara desinformación de esta noticia difundida alrededor del mundo!

Consejo Nacional Transitorio en Benghazi

Hace unos días se formó el Consejo Municipal de Benghazi en representación de un gobierno transitorio en oposición al gobierno de Gadafi. Este gobierno está formado por la Coalición 17 de Febrero (nombre que hace alusión a la fecha de inicio del levantamiento popular contra Gadafi). Aparentemente han votado una resolución en la que rechazan y dicen que no tolerarán ningún tipo de intervención extranjera ni soldado extranjero en tierra libia. Pero esto resulta difícil de creer del todo si tenemos en cuenta que la propia Hillary Clinton ya ha afirmado tener contactos con la oposición libia a Gadafi y brindar cualquier tipo de ayuda que precisen. Y donde el Pentágono acaba de admitir que tiene fuerzas navales y aéreas frente a las costas de Libia.

El líder de este gobierno transitorio es el ex Ministro de Justicia de Gadafi, Mustafa Abdeljalil, que se unió a los insurgentes. Durante 3 años le fue leal a Gadafi y según algunos expertos en el tema libio, junto a él hay muchos ex funcionarios de Gadafi que tienen un pasado repleto de manejos corruptos y poco claros, dando a entender que estaríamos ante algo así como un Gadafismo sin Gadafi.

Pero por si esto fuera poco, hace tan solo 7 días HRW (Human Right Watch) denunció que habían 233 muertes y la detención de Abdelhafid Ghougha, un abogado y activista muy conocido en Benghazi y actual portavoz del Consejo Nacional de Benghazi, lo que nos lleva a preguntarnos si realmente lo apresaron como denunció HRW, se escapó de la prisión o realmente nunca existió tal apresamiento a la luz de la ausencia de confirmación de esta noticia.

Al mismo tiempo esta persona fue el representante legal de las familias de los presos asesinados (1200) en la cárcel de Abu Salim en 1996. Crimen que a partir del año 2000 reconoció por fin Gadafi. Muchos de esos presos asesinados fueron miembros del Grupo Islámico Combatiente Libio que intentó fallidamente atentar contra Gadafi ese mismo año y que tiene una larga historia desde su nacimiento en 1982, su paso por Afganistán, Sudán y luego una vez en Libia su apoyo al GIA (Grupo Islámico Armado) argelino en la década del 90. Cercano al Al Qaeda de Bin Laden, muyahidín saudí wahabita que recibió entrenamiento y armas por parte de la CIA para combatir contra el “enemigo soviético”. Su atentado fallido contra Gadafi parece haber sido financiado en parte por el MI6 británico, según denuncia un ex agente del MI5 británico, como contáramos en el artículo Libia: donde se cruzan todas las hipótesis.

Un dato que nos resulta curioso es la aparente relación que habría entre los servicios británicos, los herederos de la monarquía libia que viven en Londres, las banderas monárquicas que se agitan en Benghazi y la región Cirenaica, y el famoso Grupo Islámico Combatiente Libio. Según nos cuenta el corresponsal de El País en Londres, Walter Openheimer, muy cercano a los servicios de inteligencia occidentales a juzgar por sus artículos, el heredero de la monarquía libia podría estar pensando en la vuelta si triunfa la insurgencia.

O sea que tenemos varias piezas que parecen interrelacionarse, entre el portavoz del Consejo de Benghazi, esa misma ciudad como centro neurálgico de las antiguas rebeliones islámicas, el Grupo Islámico Combatiente Libio, el MI6, la CIA en Afganistán, el atentado de 1996 financiado por el MI6, los asesinatos de la cárcel de Abu Salim, las banderas monárquicas y el heredero de la monarquía de Idriss en el propio Londres que nos anuncia el correponsal de El País, Walter Openheimer, que justamente parece estar muy bien informado sobre los servicios de inteligencia occidentales.

¿Simple casualidad?


NO al AFRICOM

Como dijéramos en otro artículo a propósito de Argelia, los únicos líderes del Norte de África que le dijeron NO al AFRICOM fueron Bouteflika en Argelia y Gadafi en Libia. El resto de líderes magrebíes (de Marruecos, Túnez y Egipto) se mostraron muy voluntariosos en albergar en sus territorios bases para el Africom (Comando Militar en África).

¿Qué es el Africom?

En Marzo de 2008 escribí el artículo “Africom, un nuevo estilo de mando” y en él daba cuenta de cómo la necesidad del petróleo africano, la presencia salafista en el norte de África y la competencia china y rusa marcaban (y marcan) el renovado interés norteamericano en el continente olvidado a través de bases militares estratégicas en ese mismo continente.


“Libia ha estado en la mira del Pentágono desde hace años. De acuerdo con Wesley Clark, el general retirado que fue comandante militar supremo de la OTAN, Libia estaba en una lista del Pentágono de las naciones a ser invadidas después de controlar a los Talibanes de Afganistán. La lista incluye a Irak, Somalia, Sudán, Líbano, Siria, Libia y por último Irán”.


Escenarios posibles

Se pone en evidencia con mayor fuerza un panorama de 3 posibles escenarios. En un artículo para tener en cuenta “Libia entre la esperanza de la liberación y el riesgo de la somalización”, Mohamed Tahar Bensada nos plantea:

1) Que el pueblo libio siguiera los ejemplos de Túnez y Egipto y que junto a los sectores de las Fuerzas Armadas que están en la oposición puedan derrocar al clan Gadafi y sus mercenarios.

2) Una intervención de la OTAN o de EEUU sola con el amparo de la ONU.

3) Una guerra civil indefinida en la que Libia quede separada en varias zonas o regiones, principalmente entre Oriente y Occidente. Lo que podría dar lugar a un escenario de tipo somalí.


Conclusión

Tenemos otra vez más preguntas que respuestas, pero con el correr de los días diferentes piezas parecen alinearse y diferentes noticias lanzadas desde hace más de 1 semana van contrastándose y rectificándose de tal forma que nos vamos haciendo un panorama más completo sobre este complejo laberinto libio.

Nos preguntamos si el pueblo libio que forma parte de la oposición será capaz de frenar las aspiraciones de los ex funcionarios que han formado parte del gobierno de Gadafi para que no se de lo que algunos ya dan en llamar “Gadafismo sin Gadafi”, si será capaz de rechazar la posible injerencia (y contactos) de EEUU y la OTAN, y si será capaz de contener a los elementos integristas que están presentes desde hace tiempo en esa región y que parecen albergar en el seno del movimiento islamista algunos elementos y facciones de dudoso origen e interés.

De esta forma podemos decir que las actuales movilizaciones populares responden a 5 elementos que las atraviesan:

1) Una microfísica del poder tribal muy fuerte.
2) Un descontento popular marcado por el gobierno tiránico y corrupto de Gadafi desde hace 2 décadas por lo menos.
3) Un elemento cultural muy conservador y de respeto a una autoridad fuerte capaz de hacernos entender el izamiento de la bandera tricolor monárquica.
4) Una presencia islamista con aparentes facciones infiltradas en la zona.
5) Un elemento externo de interés hegemónico por dominar geoestratégica y energéticamente ese territorio por parte de EEUU y la OTAN

Estamos obligados a reflexionar y relacionar multidisciplinarmente todos estos hechos y acontecimientos de los que somos testigos en esta segunda década del s. XXI. En el caso concreto que nos reúne, no está de más recordar la lúcida reflexión de un gran revolucionario argelino y africano, que nació en Martinica, pero que fue ayer universal y es hoy más vigente que nunca:

"Debemos olvidar los sueños, abandonar nuestras viejas creencias y nuestras amistades de antes. No perdamos el tiempo en estériles letanías o en mimetismos nauseabundos. Dejemos a esa Europa que no deja de hablar del hombre al mismo tiempo que lo asesina dondequiera que lo encuentra, en todas las esquinas de sus propias calles, en todos los rincones del mundo. Hace siglos que Europa ha detenido el progreso de los demás hombres y los ha sometido a sus designios y a su gloría; hace siglos que, en nombre de una pretendida "aventura espiritual" ahoga a casi toda la humanidad. Véanla ahora oscilar entre la desintegración atómica y la desintegración espiritual. Y sin embargo, en su interior, en el plano de las realizaciones puede decirse que ha triunfado en todo"


Fernando Casares
casares.fernando@gmail.com

6 comentarios:

  1. ¡Muy Acertado el Texto final de Frantz Fanon por lo menos en la mayoria, y muy completa tu información Fernando. Lo que me temo en vistas a lo que has explicado, es que el Pueblo Libio "salga de Guatemala y se meta en Guatepeor"...porque si Mala y Nefasta es la Dictadura Tiranica de Gadafi alimentada ademas por la venta de armamento español, es igual de Nefasta y Dramatica una ocupacion por parte de EEUU Y de La OTAN que para lo malo siempre andan juntos ¿o no?.
    ¿Cuando querrán dejar a los Pueblos que se gobiernen solos y libremente?!
    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Un gran abrazo María Jesús!

    Esperemos que no se de el escenario 2) ni el 3)

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. ¡Muy buen análisis! No me parece en absoluto absurdo. Aunque reconozco que ciertas coyunturas, como la de las elecciones norteamericanss de 2012, son un factor en contra de una decisión que comprometa a los EEUU en una invasión a Libia, la propaganda puede muy bien manipular las cosas en el sentido de justificar una intervención 'por la captura de un genocida y en defensa del pueblo libio'. El consejo de Seguridad de la ONU (recordemos lo de Kosovo y Serbia, y esa guerra 'humanitaria' de la ONU) actuó por justificaciones parecidas. Era la época de Clinton, que estaba, como ahora Obama, en su último tramo presidencial. Apuesto que Milosevic, para la opinión pública estadounidense, es algo así como un 'bebé de pecho' frente a Gaddafi, así que manejar la opinión en favor de una intervención (cosa que los gobiernos norteamericanos hacen todo el tiempo y sin el más mínimo empacho), no sería cosa difícil. Quizá incluso una intervención distraiga un poco la atención sobre lo incómodo que debe resultar para el verdadero poder en los EEUU lo que está pasando en Wisconsin.

    Pongámonos en la situación hipotética de que se lleve a cabo una intervención militar en Libia (vía OTAN o vía consejo de Seguridad de la ONU): ello tendría un efecto de 'boomerang' y sería un importante freno a las revueltas prodemocráticas en el mundo árabe.

    Primero, las dictaduras locales de los países árabes tendrían un excelente pretexto para atribuir los levantamientos a conspiraciones externas y desligitimizar el movimiento de protesta como 'antiárabe'. Segundo, como resultado de lo anterior, el efecto sería desmovilizador y los gobernantes locales tendrían un mejor control social de la población. Tercero, Gaddafi se convertiría automáticamente en el mártir que pretrende ser. Cuarto, se despertaría nuevamente el islamismo radical que siempre ha sido manipulado en favor del imperialismo yankee y que, por ahora, parece ser una marioneta bastante gastada.

    Con todo esto, las cosas en el mundo árabe volverían al punto de 'equilibrio' que le conviene a los EEUU: conservar élites locales antidemocráticas que aseguren su control de la región.

    Se trataría de legitmizar la intervención por fines 'humanitarios': arrojar a un sanguinario dictador genocida y 'propiciar' en Libia un gobierno 'democrático'. El fantasma de mayores intervenciones seguiría alentando, por un lado, el islamismo radical, y, por el otro, el endurecimiento del gobierno de Irán, que son la justificación de los EEUU para su presencia de hierro en la región, vía el gendarme Estado de Israel.

    Vistas así las cosas, no parece tan descabellada una hipotética intervención militar, pero desde una óptica muy distinta de la que maneja ese torvo admirador de Gaddafi que es Fidel Castro. El asunto es que lo posible no es igual que lo más probable, lo reconozco. Lamentablemente, veo estos últimos días que las probabilidades van en aumento.

    ResponderEliminar
  4. Estimado Martín,

    Gracias por tu extenso e interesante comentario y análisis.

    Nos seguimos viendo por aquí, entonces.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. A estas alturas da la impresion de una inminente intervencion militar de la OTAN, desgraciadamente se confirman las predicciones de Fidel (espero que otras que a echo mas apocalipticas no se cumplan). El escenario esta turbio, sobre todo por la mano yanqui tras varios elementos de la oposicion, ojala que esas relaciones que decia Hillary con el este, no sean financiamiento ni traspaso de armas. La posible intervencion de la OTAN, cambia todo el cuadro, ademas en un contexto de dualidad de poderes, desde mi punto de vista y a modo preliminar me empieza a parecer plausible y nada descabellado una posible alianza TACTICA entre los rebeldes y GAdafi para repeler la ocupacion imperialista.

    ResponderEliminar
  6. Compendio web sobre actualidad en Libia:

    http://aims.selfip.org/~alKvc74FbC8z2llzuHa9/default_libia.htm

    ResponderEliminar